¿Por qué continuar tus estudios? 8 buenas razones para estudiar

¿Qué viene después de la escuela: estudiar o hacer un aprendizaje? Ambas opciones tienen ventajas y desventajas, y mientras que para algunas personas los estudios son la opción correcta, a otras les conviene más el aprendizaje.

Hay varias cosas a favor del aprendizaje. El salario te hace más independiente económicamente y puedes financiar gran parte de tu vida por ti mismo. También se adquieren algunos años de experiencia laboral. Pero también hay desventajas, como el mayor riesgo de desempleo, ya que está demostrado que los universitarios (es decir, los graduados de un programa de licenciatura) tienen, con diferencia, la tasa de desempleo más baja del mercado laboral.

Veamos, pues, qué es lo que habla a favor de la titulación.

8 buenas razones para estudiar

En particular, los niños de familias no académicas tienen menos probabilidades de estudiar que los que crecieron en un hogar académico. Entre otras razones, porque no siempre pueden contar con el apoyo adecuado de sus padres para estudiar o porque la financiación de sus estudios resulta más difícil. Pero esto no debe ser un obstáculo: siempre hay formas y medios.

Queremos dar 8 buenas razones para estudiar a todos aquellos que no están seguros de si deben ir a la universidad:

1. un título abre numerosas opciones profesionales

En Austria hay cientos de programas de grado en una gran variedad de áreas temáticas. Desde la A de tecnología agrícola hasta la Z de zoología, puedes prepararte para muchas profesiones diferentes.

2. Una titulación le ofrece mejores oportunidades de carrera y promoción

Sin un título, es probable que en algún momento te topes con el “techo de cristal” en la escala profesional. A partir de ahí, no hay manera de subir, porque las empresas prefieren a los académicos para los puestos más altos. Con un título, es más fácil y rápido ascender en el escalafón.

3. Una licenciatura te proporciona importantes cualificaciones clave

Durante los estudios, no solo se aprende la materia correspondiente, sino también otras importantes habilidades blandas. Coordinar los deberes en equipo y distribuir las tareas individuales, hacer una presentación delante de todo el curso o aprender otra lengua extranjera en cursos voluntarios: todo esto fomenta el desarrollo personal.

4. Un curso de estudios te hace independiente

Orientarse en una nueva ciudad, mudarse a su primer piso o asegurarse de tener siempre suficiente ropa limpia en el armario son tareas que le esperan durante su estancia en la universidad. Además, tienes que estudiar de forma autónoma para los exámenes y organizar tus estudios en su conjunto: en un programa de grado, aprendes a organizarte de forma autónoma. 

5. las oportunidades de ganar dinero como académico son mejores

Numerosas encuestas demuestran que los graduados de un programa de licenciatura ganan más a lo largo de su vida profesional que los empleados sin título. Suelen conseguir trabajos mejor pagados y ascender más rápido en la jerarquía empresarial.

6. La tasa de desempleo es menor

La tasa de desempleo es menor entre los universitarios que entre otros grupos de población. Esto se debe a que los universitarios son aptos para trabajos más cualificados y suelen tener un abanico de empleos más amplio.

7. Estudiar es divertido

Conocer gente nueva, salir de fiesta, pasar un semestre en el extranjero… nunca más tendrás tanta libertad y tiempo libre como cuando estás estudiando. No en vano, muchos adultos describen su paso por la universidad como uno de los mejores de su vida.

8. Siempre vale la pena invertir en tu educación

Aunque estudiar puede ser una hazaña económica, invertir en educación siempre compensa. Así que no debes renunciar prematuramente si la financiación de tus estudios se tambalea al principio.

¡Comparte esto con tus amigos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará.