Mathias Goeritz: importante escultor de la CDMX

¿Quién fue Mathias Goeritz?

Mathias Goeritz (4 de abril de 1915 – 4 de agosto de 1990) fue un conocido artista, arquitecto e historiador del arte germano-mexicano. Fue una figura importante en el desarrollo de los movimientos de arte abstracto y moderno en México durante el siglo XX.

Nacido en Danzig (actualmente Gdańsk, Polonia), estudió Filosofía e Historia del Arte en Berlín. Llegó por primera vez a México en 1949, y lo convertiría en su hogar. La obra de Goeritz incluye pintura, escultura y arquitectura, y es conocido por su defensa de lo que él denominó “arquitectura emocional”, una perspectiva artística que enfatiza el impacto emocional y la resonancia de una estructura u obra de arte más que su utilidad funcional o su forma.

Una de sus obras más importantes es “El Eco” (1953), un museo en Ciudad de México que concibió y construyó como encarnación de su teoría de la arquitectura emocional. También creó, junto con el arquitecto Luis Barragán, la monumental escultura abstracta “Las Torres de Satélite” (1958) en Ciudad de México.

La obra de Goeritz ha influido notablemente en generaciones posteriores de artistas y arquitectos, tanto en México como a escala internacional. A pesar de haber fallecido en 1990, sus aportaciones al mundo del arte y la arquitectura siguen siendo ampliamente reconocidas y respetadas.

Torres de Satélite - Mathias Goertiz
1958: Mathias Goeritz construyó las Torres de Satélite junto con el arquitecto Luis Barragán y el pintor Jesús Reyes Ferreira.

¿Cómo re relaciona Mathias Goeritz con Austria?

Al hablar de Austria y Mathias Goertiz de forma inmediata me viene a la mente “Ruta de la Amistad”, que se concibió como parte del programa cultural de los Juegos Olímpicos de Verano de 1968 celebrados en Ciudad de México. Se trataba de un ambicioso proyecto de arte público dirigido por Mathias Goeritz.

La “Ruta de la Amistad” es una serie de 19 esculturas de gran tamaño creadas por artistas de todo el mundo. Cada escultura representaba a uno de los países participantes en los Juegos Olímpicos. Las obras se dispusieron a lo largo de una ruta de 17 kilómetros (que ahora forma parte del Periférico, una importante autopista), originando una especie de paseo escultórico monumental que simbolizaba la unidad y la cooperación mundiales.

El proyecto pretendía promover la paz y la amistad entre las naciones a través del arte y fue bastante innovador para su época, ya que fue uno de los primeros casos de un proyecto de arte público a tan gran escala vinculado a los Juegos Olímpicos.

La Asociación Civil Ruta de la Amistad, fundada en 1994, sigue trabajando para conservar y restaurar las esculturas.

Hasta hoy, las esculturas siguen en pie, pero algunas se han enfrentado a problemas de mantenimiento y conservación.

Una de las esculturas más icónicas de la Ruta de la Amistad, es el Muro Articulado del artista austriaco Herbert Bayer, del cual puedes conocer un poco más en nuestro blog de hace unos días: Herbert Bayer: semblanza de un artista austriaco.

Muro Articulado de la Ruta de la Amistad
El Muro Articulado de Herbert Bayer es la aportación de Austria a las Olimpiadas Culturales de 1968

¡Comparte esto con tus amigos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará.