Bienvenida a los nuevos ciudadanos Austriacos en México

En una conmovedora ceremonia celebrada en la residencia oficial de la Embajadora Dra. Elisabeth Kehrer, la Embajada de Austria en México dio una calurosa bienvenida con motivo del otorgamiento de la ciudadanía a los familiares de las personas que sufrieron durante la era oscura de la persecución nazi. El evento, organizado por la Embajada de Austria, tuvo como objetivo reconocer la resiliencia perdurable y honrar la memoria de los afectados por esta injusticia histórica.

El evento tuvo un significado especial, ya que es testimonio del reciente decreto austriaco aprobado por el parlamento, que otorga la ciudadanía a los descendientes de las personas que fueron víctimas de la persecución nazi. Esta notable decisión reconoce la importancia de brindar una oportunidad para que las familias se reconecten con su herencia ancestral y busquen consuelo y cierre después de años de sufrimiento y desplazamiento.

La historia de la persecución nazi sigue siendo un capítulo sombrío en la historia humana, con innumerables vidas afectadas por la discriminación, el desplazamiento y los horrores del genocidio. Durante la Segunda Guerra Mundial, Austria, como muchas otras naciones europeas, experimentó el brutal régimen nacionalsocialista. Miles de austriacos inocentes fueron objeto de persecución, trabajos forzados y muerte en campos de concentración únicamente debido a sus creencias religiosas, etnia o afiliaciones políticas.

Centro Austriaco y la embajada de Austria
Gregor Reitmayr (Centro Austriaco) - Mimi Hachtl (Centro Austriaco) Georg Lackner (Centro Austriaco) - Dra. Elisabeth Kehrer (Embajadora de Austria) - Carlos Dieter (Centro Austriaco) - Michael Vetter (Centro Austriaco)

Con el paso del tiempo, Austria ha buscado enfrentar este doloroso pasado y brindar reparación y reconocimiento a las víctimas y sus familias. El decreto parlamentario reciente reconoce que las consecuencias de la persecución nazi continúan resonando a través de las generaciones, reconociendo el profundo impacto que ha tenido en las familias de todo el mundo.

La ceremonia en la residencia de la Embajadora Dra. Elisabeth Kehrer sirvió como un testimonio sincero del compromiso de Austria con la reconciliación y el recuerdo. La embajadora, muy conmovida por la ocasión, expresó su agradecimiento a las familias presentes y destacó la importancia de fomentar los vínculos con las raíces ancestrales.

Estos nuevos ciudadanos simbolizan los lazos renovados con Austria y el lugar que les corresponde en la historia del país.

A medida que el Centro Austriaco México AC y la Embajada de Austria continúan trabajando para fomentar el intercambio cultural y fortalecer las relaciones bilaterales entre Austria y México, este evento se erige como un testimonio del poder de la compasión, la unidad y la búsqueda de la justicia. Es un recordatorio de que incluso frente a las atrocidades del pasado, la humanidad tiene la capacidad de sanar heridas, restaurar la dignidad y abrazar los valores compartidos de paz y comprensión.

Al otorgar la ciudadanía a quienes tienen derecho a esta oportunidad, Austria ha dado un paso importante para abordar el legado de la persecución nazi. A medida que estas familias se embarcan en su viaje de redescubrimiento y reconexión con sus raíces austriacas, se espera que su nueva ciudadanía no solo proporcione un sentido de pertenencia, sino que también sirva como testimonio de la resiliencia y determinación del espíritu humano.

La Embajada de Austria en México, junto con el Centro Austriaco México AC, sigue dedicada a preservar la memoria de quienes sufrieron durante la era nazi, trabajando por un futuro donde tales atrocidades nunca se repitan. A través de actos de recuerdo, inclusión y compasión, continúan construyendo puentes de comprensión y promoviendo un mundo arraigado en la justicia y la unidad.

¡Bienvenidos y enhorabuena!

¡Comparte esto con tus amigos!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará.